itzuli

Unzurrunzaga, Patxi

    SEMBLANZA DE PATXI UNZURRUNZAGA

    Patxi Unzurrunzaga (1906-1984) es uno de esos nombres que debería subrayarse en el panorama de la edición en euskera. Su recorrido laboral ocupó una buena parte del siglo XX y la editorial fundada por él, la editorial Itxaropena (1932- ), fue uno de los buques insignia de la edición en euskera desde la época del Renacimiento vasco hasta el final del franquismo.

    Nacido en Donostia, Unzurrunzaga empezó desde joven a trabajar en el mundo de la imprenta. Primero lo hizo en la editorial de la Diputación de Gipuzkoa, y más tarde en la Editorial Vasca Zelaia & Lagunak. Cuando se cerró esta última, decidió, junto a sus compañeros de trabajo y amigos Emilio Alkorta y Bonifacio Illarramendi, fundar una nueva imprenta. Así, alquilaron la parte del taller dedicada a la tipografía, y abrieron en la calle Víctor Pradera (hoy, Herrikobarra) de Zarautz la imprenta Itxaropena (que en euskera significa esperanza).

    Muy pronto, a partir de 1934, Unzurrunzaga continuó su labor en solitario. En aquel momento fue decisivo el apoyo de Bernardo Estornés, quien animó a Unzurrunzaga a seguir adelante con su proyecto y se convirtió, además, en su máximo colaborador durante años. De hecho, Estornés siempre mantuvo una actitud emprendedora que le llevó a embarcarse en muchos proyectos editoriales y culturales (la entidad cultural Zabalkundea, la editorial Beñat Idaztiak, la editorial Auñamendi, la Academia Errante, etc.), y en muchas de esas ocasiones acudió a la puerta de Patxi, para que este colaborara con él tanto de editor como de impresor.

    En los años 30 del siglo XX, el Renacimiento cultural vasco se encontraba en su máximo apogeo y la editorial Itxaropena imprimió algunos de los libros más importantes de aquella época. No obstante, aquella floreciente época se vió truncada por la Guerra del 36 y el franquismo que siguió a ella. Cuando estalló la guerra, muchos ciudadanos vascos tuvieron que huir al exilio, pero Patxi Unzurrunzaga decidió quedarse en Zarautz. Su objetivo era sacar adelante a la familia y, de hecho, en 1939 la familia creció gracias a un quinto nacimiento.

    Cuanto más oscuro se vuelve el horizonte, más importante se convierte el nombre de Unzurrunzaga en la historia de las letras vascas. A partir de esta época, el acoso de la censura, las denuncias, las visitas de la policía al taller, las amenazas, el secuestro de libros… serán el pan de cada día. La represión ejercida contra la cultura vasca resulta demoledora en todos los ámbitos. En ese contexto general, los años 40 y 50 se convierten en páramo para el libro vasco, e Itxaropena, que ya trabaja como editorial, se convierte en uno de los emblemas que resisten en la publicación de libros en euskera. Y cuanto más aprieta la censura institucional, más ágiles deben ser necesariamente quienes trabajan en la editorial: muchos trabajos se hacen de forma clandestina, de noche y a escondidas, publicando libros con fechas falsas o incluso sin haber conseguido el permiso para la impresión.

    En la larga noche de piedra impuesta por el franquismo, el taller de Patxi Unzurrunzaga se convirtió en lugar de reunión para muchos escritores conocidos que se habían quedado en el País Vasco (Jon Etxaide, Luis Jauregi ‘Jautarkol’, Nemesio Etxaniz, Federico Krutwig, Salbatore Mitxelena, Inazio Eizmendi ‘Basarri’, etc.) y no fueron pocas las reuniones que celebraron en secreto, en la pequeña choza que Patxi tenía en el huerto del taller.

    El mundo del libro vasco empezó a tomar fuerza en los años 50 y la editorial Itxaropena también jugo un papel decisivo en ese momento. A inicios de la década vió la luz el libro Euskaldunak de Nicolas Ormaetxea ‘Orixe’, y no podemos dejar sin mención la colección Kulixka Sorta, nacida en 1952, en la que se publicaron algunos de los libros más destacados de la época (Joanak joan de Jon Etxaide,  Arraun ta amets de Salbatore Mitxelena o Harri eta Herri de Gabriel Aresti).

    Además de la labor como editor e impresor, Unzurrunzaga también cultivó otras áreas culturales, entre las que podemos destacar la asistencia a los Congresos Internacionales de Editores que se celebraban cada seis años y a los que Patxi acudía con la ayuda de su mujer María: así, acudieron a los congresos de Roma en 1956, Barcelona en 1962, Amsterdam en 1968 y Viena en 1979, y Patxi fue nombrado portavoz del País Vasco en la citada institución.

    Además, en los años 60 y 70 Unzurrunzaga frecuentó, junto a otros escritores e intelectuales, las tertulias que se celebraron en Donostia bajo la tutela del escritor Jose Artetxe. Algunos de aquellos pensadores formaron la conocida Academia Errante, y fue en el contexto de esas reuniones donde se gestaron algunos importantes libros que editaron e imprimieron la casa Auñamendi de Estornés e Itxaropena; deberíamos mencionar, sin duda,  El abrazo de los muertos del mismo Artetxe o la emblemática  Quousque tandem de Jorge Oteiza.

    Tal como se ve, Patxi Unzurrunzaga no solo fue un vivaz editor e impresor, sino que fue un vascófilo muy activo. Precisamente traeremos a estas líneas, con el objetivo de perfilar aún más la figura de Unzurrunzaga, un fragmento de un texto que el grupo MHLI ha consultado en el archivo general del Ministerio de Información y Turismo. En 1966, las exigencias legales hacen que Unzurrunzaga comience los trámites para registrar su empresa editorial. Dentro de ese proceso, y según hemos podido ver entre los documentos del AGA sito en Alcalá de Henares, el Comisario Jefe Provincial del Cuerpo General de Policía hace llegar un informe confidencial al Ministerio, en el que se puede leer lo siguiente: “es persona de buena conducta en todos los aspectos, careciendo de antecedentes desfavorables en los Archivos de esta Comisaría. // Con anterioridad al G.M.N. era simpatizante del nacionalismo vasco, sin embargo no actuó en favor de los rojos-separatistas, ni evacuó de Zarauz. En la actualidad no se le controlan actividades de ninguna índole contrarias al Régimen” (AGA, 0002/05).

    En la década de 1970, según las fuerzas del régimen franquista iban menguando, la edición del libro vasco adquirió fuerza, nacieron nuevas editoriales e Itxaropena volvió a las labores de imprenta. A partir de ese momento fue Sabin, el hijo de Patxi, quien dirigió la empresa, y hoy en día lo hace el nieto Pello.

    Patxi Unzurrunzaga falleció en 1984, pero si desde el siglo XXI volvemos la mirada al pasado, vemos que su nombre es fundamental en la historia del libro vasco y que, sobre todo, merece un reconocimiento especial por su ingente labor para que la edición en euskera resistiera en los tiempos más aciagos provocados por el fascismo.

     

    © Alexander Gurrutxaga Muxika

    Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU)

     

    Selección bibliográfica

    ARCHIVO GENERAL DE LA ADMINISTRACION. “Libro de Registro de Empresas Editoriales”. En Cultura, caja 62/06372, 0002/05.

    PADRON, Jose Luis. “Itxaropena, 75 urte”. En Pérgola (2007), p. 14.

    TORREALDAI, Joan Mari. Euskal idazleak, gaur: Historia social de la lengua y literatura vascas. Donostia-San Sebastián. Jakin. 1977.

    SAN MARTIN, Juan. “Patxi Unzurrunzaga, Itxaropena argitaletxearen sortzailea”. En Egan, 3/4-1984 (1984), p. 5-6.

    UNZURRUNZAGA, Imanol. Patxi Unzurrunzaga. (Bidegileak bilduma). Vitoria-Gasteiz. Servicio Editorial del Gobierno Vasco. 1999.

    ZUZUARREGI, Nagore. “Itxaropena: euskal letren kabi goxoa”. En RIEV Revista Internacional de Estudios Vascos (2012), 57, 2., p. 457-472.

    Páginas web

    ESTORNÉS LASA, Bernardo. “Itxaropena”. En Auñamendi Eusko Entziklopedia. http://aunamendi.eusko-ikaskuntza.eus/eu/itxaropena/ar-75306/ [04-04-2019].

    IBARLUZEA, Miren. “La edición en euskera”. En Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes – Portal Editores y Editoriales Iberoamericanos (siglos XIX-XXI) – EDI-RED, (2017). http://www.cervantesvirtual.com/portales/editores_editoriales_iberoamericanos/edicion_en_euskera/ [04-04-2019].

     

    Para citar este documento: Gurrutxaga Muxika, Alexander. (2019). “Semblanza de Patxi Unzurrunzaga (1906-1984)”. En MHLI-Memoria Histórica en Literaturas Ibéricas. URL: https://mhli.net/es/artxiboa/unzurrunzaga-patxi/

    Download PDF

    Patxi Unzurrunzaga en un barco. Fuente: Oier San Martin